Diario UNICELULAR. Nº1

Sanatorio de Ideas Afoco

Yo soy de las que creo en el amor a primera vista, ¿y por qué no?

Todos tenemos en la primera toma de contacto con alguien, una parte inconsciente que valora de forma automática si “te encanta” o “te horroriza”.

Es un mecanismo tan espontáneo y rápido que no da tiempo a que los filtros sociales actúen, con lo cual el grado de acierto en la valoración es mayor.

Yo le presto mucha atención a este mecanismo porque normalmente suele acertar.

Así me sucedió en la entrevista con los 2 primeros seres unicelulares que vinieron al estudio interesados por el nuevo proyecto de trabajo en equipo (véase post anterior)

Fue abrir la puerta y el mecanismo actuó, me dijo “SI”. Era un buen comienzo!

Nos tomamos un café y charlamos,  aquí ya empezaron a actuar los filtros: parecen buena gente, con mucha ilusión, divertidos, con ganas de comerse el mundo…

Vamos por buen camino!

Vimos su portfolio, el filtro profesional se puso en funcionamiento: son creativos, se les ve con ganas de hacer cosas nuevas, de contar historias de un modo diferente, sintonizan con los valores y filosofía de Sanatorio de Ideas… Parece que encajan!

En las entrevistas valoro en igual medida el lado profesional y el humano. El profesional más o menos se intuye con el portfolio pero el personal es más difícil, es por eso que rellenan un sencillo cuestionario donde se adivinan por donde van los tiros.

Y aquí lo tuve claro, cada uno rellenó su cuestionario, y los 3 coincidimos en 2 cosas: el deporte como método creativo y una cerveza bien fría después de un trabajo bien hecho .

Os presento a Javier Gimenez y Hernán Dárino, de la productora Afoco.

¡BIENVENIDOS AL EQUIPO!

Success, your comment is awaiting moderation.