TORRES BLANCAS I: vivienda curva

¡Gracias Oiza, por un edificio tan espectacular!

Vivienda curva situada en el emblemático edificio Torres Blancas del arquitecto Saenz de Oiza.
El éxito de esta reforma fue respetar al máximo su gran obra.
Acentuamos las curvas, dejándolas libres visualmente, sin ningún mueble o tabique que las tapase.

La idea era crear un espacio abierto y multifuncional, donde cualquier zona sirviese para estar, trabajar, descansar…
Así que empezamos demoliendo el tabique de entrada que daba al dormitorio de invitados consiguiendo más luz y más espacio.
Para que en un momento dado también pudiese quedar independiente, como dormitorio o despacho, se colocó un panel japonés de 4 carriles con diferentes opacidades de telas, tamizando la luz según se quisiese.

La cocina fue lo que nos planteó más dificultades: los muebles ocultaban la curva y quitaban mucho espacio de paso; el almacenaje era escaso y había muy poca luz.
¿La solución? Llevar los muebles a la parte recta, de este modo conseguíamos un mayor almacenaje al incorporar muebles altos.
Abrimos un hueco en el tabique que separa la cocina de la terraza aumentando considerablemente la luz y facilitando el paso. Lo mejor: la curva quedaba  despejada visualmente.

En el wc ocurría algo parecido. Al no tener espacio en la cocina, la lavadora estaba en medio, rompiendo la línea curva y los aparatos sanitarios tampoco se adaptaban a la forma.
La solución de la cocina eliminaba la lavadora, y los sanitarios se cambiaron por otros más pequeños.
La elección de un alicatado de pequeño tamaño acentuaba todavía más la curva.

Y por último, tratamos la terraza cubierta como si fuese exterior, colocando una hamaca para poder disfrutar del lujo que significa vivir en Torres Blancas.

proyecto: vivienda
características: 90 m2
localizacion: madrid